domingo, 11 de abril de 2010

La llama que se nos entrega


Yo como sumiso confío en mi Ama, para que me oriente, discipline y corrija… todo esto va encaminado a que yo me realice y por ende Ella mi Ama también se sienta plena y feliz.

… pero cuando no es así pasamos a los castigos, se intenta aleccionar entonces de esta manera, para el bien y felicidad de ambos.

Existen formas, tácticas y variedad, para conseguirlo… pero me centraré en una de ellas, el castigo físico… pero a modo de reflexión diré, ¿es realmente tan eficaz?

Si, pero quisiera matizar. A mi entender para que produzca su efecto sin duda debe ir por parte del sumiso de su apoyo y entrega mental al castigo físico, con esto quiero decir que si un Dominante, castiga por ejemplo con una vara, si el sumiso a parte del dolor… lo ve como algo emocionante, sexual o incluso como un mero tramite, no creo que el Dom. (muy a su pesar) se capaz de inculcar de manera definitiva ese aprendizaje/corrección.

Sin obviar que eso a buen seguro menoscabaría en la claridad como Dominante y en su seguridad.

Simplificando, que para que un Dominante no se discuta a si mismo su forma de orientarlo y disciplinarlo… si no consigue la mente de su sumiso, esto puede llevarle y de manera fácil, a cuestionarse y mucho… sobre si es valido y a si se merece la pena continuar e intentar nada más por la relación, por su sumiso y por el mismo.

Al final me he ido y bastante del pensamiento que queria compartir.

rotti{Urs},
En el cielo a los pies de mi Ama.

2 comentarios:

Farid dijo...

Llegar a Dominar un cuerpo es en cierta manera sencillo, lo verdaderamente dificil es Dominar la mente y el alma del ser dominado.
Saludos para tí, respetos para tu Ama.

Esclavo de ETERNA OBSESION dijo...

Que buen blog que tiene señora. Pasare más seguido por el sino le molesta.
Saludos para Usted


Hernan{YOB}